Rompecabezas de madera de gran tamaño formado por 24 piezas. Para crear infinitas formas planas y elevadas. Es considerado uno de los juguetes Waldorf por excelencia, por la madera y las posibilidades de usar la imaginación del niño.

IMAGINACIÓN – CREATIVIDAD

Los juguetes de madera están mucho menos trabajados que los de plástico, no incorporan luces ni sonidos. Es el niño quien tiene que imaginar todo lo que quiere que ese juguete haga, nada viene dado o hecho. Además, al ser menos estructurados son más polivalentes.

TACTO

Sensación agradable al tacto. Los hay más lijados, menos, algunos en los que se notan las irregularidades de la madera, otros que no… todo ello ofrece sensaciones que el cerebro de los niños va registrando, casi sin parecerlo, mientras juegan.

Circulo de Goethe

$690,00Precio