top of page

A los 4 o 5 años es importante que aprendan este tipo de hábito, para que avancen con la construcción de su autonomía y, además, para que eviten caerse o lastimarse si se les desatan los cordones en alguna ocasión.
Muchas veces no